lunes, 22 de junio de 2015

El Mito de como nació el Maratón

Remontarse en el tiempo e imaginar como han evolucionado las cosas del running me pareció que sería todo un libro, pues ¿cuantas historias sorprendentes y/o maravillosas habrán ocurrido con los velocistas en las carreras de 100 metros, o con los corredores de 5 mil, 10 mil metros o pruebas mayores? ¿mayores?, bueno pues me meteré a la máquina del tiempo a ver que averiguo sobre el origen de la prueba final de las olimpiadas, la distancia de maratón. 

Una vez adentro... sistema de encendido, programando año y lugar de la historia a visitar, pero me marca error con la ciudad de Maratón, algo debe estar mal, más la máquina por sí sola hace los ajustes y me llevará al punto histórico de este hecho, ─máquina girando a gran velocidad─ ... ¡¡a ver que resulta!!

Año 490 a.C. el griego Filípides es asignado a llevar un mensaje de guerra urgente, el de haber ganado la batalla contra el ejército Persa. Es elegido por ser un guerrero destacado en fuerza, pero sobre todo un atleta ágil y rápido.
Mis datos indican que debe correr aproximadamente 37 kms. desde la ciudad de Maratón hasta Atenas, eso dice aquí, ¿será solo un mito o leyenda?

Para comenzar veo que sale de Atenas y no de Maratón. Interesante, ¿a donde va entonces?

Este señor joven lleva demasiado peso encima, quisiera prestarle mis tenis New Balance para trails, le serían muy útiles por tanto terreno irregular, lo que lleva puesto es mas parecido a unos huaraches, aunque pensándolo bien nuestros Rarámuris (Tarahumaras) corren con calzado similar y son increíbles en el "endurance", no son tan veloces pero llegan muy lejos. Veo que en las estatuas y dibujos lo imaginaron descalzo... ¡pobres pies!



Ya pasó de la distancia de maratón, y Filípides bebe en cada rio, arroyo o riachuelo que se encuentra a su paso, rellena su ánfora, no más bien es un bule de material ligero. Me parece que no tiene idea de a donde va. No come nada, ─es que ya no tiene nada para alimentarse─ lo poco que llevaba se lo comió después de cinco horas de recorrido. No duerme, solo descansa un poco bajo la sombra de un olivo, o el árbol en turno. Lee el mensaje escrito por enésima vez, lo vuelve a enrollar y a los pocos, poquísimos minutos se pone de pie para continuar.

Cada vez trota más lento, debo mencionar que las primeras horas si que corría ─y me dió envidia de la buena ver su porte y técnica─, tal vez porque su gente lo veía alejarse y se quedó con la inercia de ese paso.

Quisiera prestarle mi GPS, no, no el que imaginan, a él de que le iba a servir el saber cuantos kilómetros lleva o le faltan o el paso, no se vaya a desmoralizar al ver que ya va algo lento en el segundo día de "viaje", el GPS que quisiera darle ─pero no debo alterar los hechos─ es Gatorade, Powerade y Suero, es decir cualquiera de los tres, pues éste hombre se está deshidratando, no ha dormido y estoy seguro que muere de hambre, pero creo se le olvidó un lonche más completo, o ignoraba que la ciudad estaba tan lejos, hmmm sospecho que alguien no le dijo toda la verdad, pues claramente se dirige a Esparta.

Filípides finalmente llega, en realidad se aventó un Ultra, sí, un mega-ultra-maratón de 246 kilómetros, saliendo desde Atenas hasta Esparta. Acaba de dar la noticia, bueno, lo intenta mientras entrega el rollo con el manuscrito, pero el pobre hombre se está tambaleando, y sus piernas... apenas consigue sostenerse en pie. ¡Es verdad, está descalzo! no me di cuenta, pero se le desgastaron los huaraches en el camino y sin duda le estorbaron y los tiró.

Ordenan darle de comer y beber de inmediato, pero su grado de deshidratación ha de ser severo, adicional de la hipoglucemia por bajo nivel de azúcar en la sangre, algo así como morir por sed, hambre y cansancio y no se que más... y es que en efecto, Fílipides... ha muerto.

Al parecer la historia de Filípides se confundió con el tiempo con la Batalla de Maratón.

De regreso a casa, y me quedé pensando en todo lo que padeció éste guerrero y corredor, que mejor no me voy a ver que sucedió con Spiridon Louis, quien también tuvo sus "dificultades", el griego que ganó el primer maratón olimpico, ya será en otro viaje. 

              __________________________________________________________________
  

Imagen del primer Maratón olímpico "moderno" (1896). 


Pero para mas detalles sobre la Leyenda del Maratón, aquí algunos que pueden resultar de su interés:

─Muchos creen que sólo por Filípides el maratón recibió su nombre, pero eso es incorrecto, ya que en general los soldados griegos eran excelentes corredores y tras la batalla de Maratón todo el ejército ateniense debió correr la distancia Maratón-Atenas para llegar a la costa de su indefensa ciudad antes que los barcos persas. Cuando los persas llegaron no podían creer la increíble fortaleza de estos soldados y abandonaron sus intentos de conquista. Así pues, la proeza de la carrera de Maratón a Atenas debería atribuirse antes al atlético ejército ateniense que corrió a toda prisa, para defender su distante ciudad que a un Filípides que posiblemente no estuvo allí; y si estuvo, corrió junto con los demás.


─La longitud moderna de 42.195 kms. data de los Juegos Olímpicos de Londres 1908 y la reina estableció, sin quererlo, esta distancia como la distancia oficial de la carrera de resistencia por antonomasia. Esta distancia es la que separa la ciudad inglesa de Windsor del estadio White City, en Londres. Los últimos metros (195) fueron añadidos para que la final tuviera lugar frente al palco presidencial del estadio. La distancia quedó establecida definitivamente como única oficial en el congreso de la IAAF celebrado en Ginebra en 1921, antes de los Juegos Olímpicos de París 1924.









Archivo del blog