martes, 10 de febrero de 2015

7 buenas razones para correr un maratón


1- Un buen pretexto para viajar:

Me animé casi por juego o curiosidad a meterme al sorteo para ver si era seleccionado para el maratón de Nueva York, realmente no me hice muchas ilusiones de quedar, pero al mes y medio me enviaron un e-mail confirmando la noticia: ¡Felicidades, estas adentro! No lo podía creer... ocho meses después estábamos en esa ciudad de vacaciones, pudimos conocer y pasear por esa bonita ciudad, y lo mejor es que el evento de maratón fue tan grandioso en todos los aspectos, que por primera vez al terminarlo dije: "Esto me encantó, ¿Cual será el siguiente?"



2- Por orgullo:

Cuando concluyes un maratón, y sabes que no solo fueron 42 kms sino muchos mas de entrenamientos, que te llevaron hasta ahí, sabes que te mereces todo lo que te quieran dar al cruzar la meta, la medalla, las fotos, los abrazos y felicitaciones. Comienzas a hablar de tu hazaña a todo el mundo ─sobre todo si te preguntan como te fue─ y no paras de hablar, aun cuando no te haya ido tan bien como esperabas, pero la satisfacción por haberlo logrado te hará sonreír por varios días.


3- El reconocimiento de quienes aun no se animan a correrlo:

Al correr un maratón veía a los del carril izquierdo, eran los que solo corrían un medio maratón, y una señora que ya iba caminando me miró de reojo y le dijo a su compañera: Míralos, corren el doble, ¿como le hacen? 
Al cruzar la meta algunos te felicitan pues tal vez ellos no han corrido mas de 21 kilómetros, y de alguna manera te ven como el ejemplo de que si se puede hacer un "full".
Además muchos lo saben, el medio maratón no existe en las olimpiadas y el maratón es la prueba suprema del atletismo, con el que siempre se cierra con broche de oro los juegos Olímpicos.
Esto sin contar en que cuando enfrentas este reto, logras inspirar a los espectadores, quienes tal vez nunca han hecho un maratón y al verte "se les antoja" correr uno.




4- Una buena razón para cuidar tu dieta:

Sabiendo que estas inscrito en un maratón, te sientes mucho mas motivado para hacer todas tus rutinas de la vida diaria y esto incluye en cuidar lo que comes, pues quieres tener un buen resultado, llegar a la línea de salida con un buen peso corporal, buscas comer lo que no solo te quita el hambre sino que también te nutre mas y da un mayor aporte de energía. Ya sea que debutes como maratonista o vayas por uno mas, es curioso que casi sin proponértelo mejoras muchos de tus hábitos alimenticios.


5- Lo mejor de la ciudad es para ti:

Ya es una tradición que para volver mas atractiva una ruta de maratón, sobre todo para los corredores foráneos, los encargados de la logística han trazado en los 42 kms. una ruta que te lleve por los lugares mas emblemáticos de la ciudad, o al menos todos los que sean posibles. Si corres en París sabes que pasarás a un lado de la Torre Eiffel, o en Roma pasarás por el Coliseo, en el Distrito Federal comienzas en el Zócalo y hasta pasas por el Bosque de Chapultepec, solo por mencionar algunos; y por ejemplo en Nueva York, tienes el privilegio de subir por todos sus puentes, comenzando por el Verrazano en Staten Island, puentes donde ningún peatón puede andar en el... pero si los maratonistas una vez al año cada mes de noviembre.



6- Estrenas ropa deportiva:

Sabes que la necesitas y que en verdad le vas a dar uso. Nuevo par de aliados ─tenis o zapatillas─ gorra con sweatband, calcetas, shorts, medias de compresión, camisetas, tal vez un nuevo reloj, etc. todo para el nuevo maratón. Aunque no siempre te compras todo esto o no siempre te lo puedes comprar, la mayoría de las veces si que buscas equiparte con lo nuevo, no solo por ser bonitos sino también funcionales... supongo que las mujeres corredoras entienden mucho mejor este punto que los hombres, que a veces reciclamos la misma indumentaria muchas veces mas que ellas.




7- La medalla de colección:

Quizás deba mencionar también la camiseta, pues los maratonistas adoran portarlas y darle a conocer al mundo que les rodea que han corrido un maratón, y no es difícil reconocerles; yo mismo me he encontrado dentro de tiendas a alguien que de espaldas su camiseta dice: "Marathon Finisher".
Y sucede con la medalla que la puedes traer puesta hasta por días (yo solo la usé un solo día) como vi en Chicago que dos días después del maratón la gente en las calles, turisteando aun mostraban con orgullo esa medalla, símbolo de su esfuerzo y dedicación.
Al llegar a casa algunos hacemos a un lado las medallas de otras distancias, pues queremos ver solo a las de maratón juntas, y sin querer empiezas a armar tu colección.


Por las razones que prefieras, correr esta distancia podría cambiarte la vida, solo anímate a dar el primer paso hacia la línea de meta e inscríbete a uno.







Archivo del blog