martes, 11 de septiembre de 2012

El fallecimiento del deportista durante la acción

  ¿ES EL EJERCICIO EXTREMO UN RIESGO PARA LA SALUD?

 * La estadística dice que muere uno de cada cien mil corredores de maratón.

En la actualidad, los altos niveles de exigencia de las competencias deportivas, conducen a que, en ocasiones, el atleta rebase los puntos de ajuste o calibración de sus alarmas internas de salvaguarda.
Esto conlleva a quedar sin protección alguna y exponerse a severos riesgos e impactos negativos en su salud. En ciertas ocasiones de han dado lamentables decesos.

Segura y penosamente sabes de algún ejemplo de defunción de deportistas en acción, de las cuales lamentablemente existen varios casos, aunque esto no signifique que sean comunes. Mas bien se trata de hechos aislados que, sin embargo, en fechas recientes se han repetido en atletas recreativos y también algunos de alto rendimiento.




Casos que causan alarma

Como ejemplos de lo anterior, en fechas recientes hemos visto la extraña muerte de Micah True, conocido como Caballo Blanco, aquel corredor de ultra distancia que se fue a vivir a las Barrancas del cobre junto a los tarahumaras hasta hacerse uno de ellos. O bien  el caso de la inglesa Claire Squires, quien falleció en el Maratón Virgin de Londres el pasado abril.
También hace poco el mundo fue testigo de la trágica muerte del campeón de 100 metros de nado de pecho , el noruego Alexander Dale Oen  hace tres meses. De igual manera en la capital de México, se registró la muerte lamentable del empresario Sergio Chedraui Eguía, de 35 años, quien falleció mientras participaba en los 15k de Cinemex el 3 de junio de este año.

-------------------------------------------------------------------------------


Nota del autor del blog:

Como paréntesis de esta tema, les comparto esta información que se da a conocer en la página

www.24-horas.mx referente al tema de la muerte de corredores.

Este domingo se celebró el XXX Maratón de la Ciudad de México. Y no sólo hubo festejos por los ganadores de esta emblemática carrera. Un corredor falleció tras cruzar la meta.

Las autoridades afirman que estos casos son consecuencia de la falta de preparación de los corredores que en su mayoría no son profesionales. Aquí un recuento de este y otros casos:

2012. Maratón Internacional de la Ciudad de México

Juan Carlos de las Mora de 33 años murió luego de cruzar la meta del MICM. Después de tres horas con cuatro minutos y 26 segundos, tras llegar al final de la carrera comenzó a sentirse mal. Murió en el camino al hospital de un paro cardiaco.

El fondista quien compitió con el número 6072, al terminar el recorrido, caminó aproximadamente 50 metros y se derrumbó en el pavimento.



2012. Maratón de Londres

Claire Squires, era una joven de 30 años con una afección cardíaca, que no le impedía correr. El 25 de abril del 2012, corrió el Maratón de Londres. En la recta final, su corazón se detuvo.

Este caso causó mucho revuelo en Gran Bretaña debido a que Claire corría por causas caritativas. Al darse a conocer la noticia de su muerte, la asociación de beneficencia a la que ella pertenecía recibió cerca de 200 mil libras de donaciones en tan sólo un día.


2011. Maratón Internacional de Chicago.

William Caviness, tenía 35 años, era un bombero de Carolina del Norte y se inscribió en el Maratón de Chicago por fines caritativos, ya que en esa edición, los fondos recaudados en la carrera, serían destinados a ayudar a víctimas de quemaduras.

El bombero se desplomó tan sólo 500 metros antes de llegar a la meta, en donde murió dos horas más tarde, debido a que sufrió una descompensación a causa de la temperatura.



2009. Maratón de la Ciudad de México

En esta ocasión se trató de la muerte de un “corredor pirata”, es decir que no se había registrado oficialmente a la carrera y que se habría integrado en algún tramo portando un número “fotocopiado”, lo que ocasionó que las autoridades y organizadores del evento no supieran quién era.

El hombre de aproximadamente 40 años cayó al suelo producto de un infarto causado por el esfuerzo realizado.


2008. Nueva York

Tal vez el más famoso maratón de todo el mundo es el de Nueva York. Pero esta sede tampoco se ha salvado de tragedias. En su edición del 2008, murieron tres personas: Carlos José Gomes de 58 años, Joseph Marotta de 66 y Fred Costa de 41 años. Los tres murieron por ataques al corazón.

2007. Maratón de la Ciudad de México.

En esta ocasión, Francisco Javier Vital Sandoval, de 47 años de edad, sufrió un infarto al miocardio mientras corría a la altura de la Avenida Insurgentes en la colonia Roma.

Los reportes indican que el corredor comenzó a sentirse mal en el kilómetro 37, pero rechazó la ayuda médica y continuó caminando hasta que se desplomó. Vital Sandoval murió en el hospital al que fue trasladado.




-----------------------------------------------------------------------------------------------------



La estadística real

Cada vez que la gente se entera de una muerte súbita en el mundo deportivo, se genera una especie de rebato que nos pone a pensar acerca de lo riesgoso que puede ser el ejercicio físico, pero en honor a la verdad las estadísticas señalan que el índice de muertes de este tipo sigue siendo una rareza, aun cuando éstas se han incrementado un poco.

A este respecto conviene observar un estudio publicado recientemente en los Estados Unidos por The American Journal of Sports Medicine, en el que se recopilaron los datos sobre muertes en maratones en éste país entre los años 2000 y 2009. En dicho análisis se encontró que a lo largo de esos años, la muerte no fue un factor determinante, pues murieron 28 personas durante la carrera o 24 horas después. Entonces, es aproximadamente menos de una muerte por cada 100 mil corredores de maratón.

Las Causas mas probables

El fallecimiento de un atleta en acción, puede deberse a varias causas, entre las que podemos listar las siguientes:

Intoxicación con agentes externos (dopaje)
Padecimientos o disfunciones cardiacas congénitas
Pobre concepto del proceso respitarorio, lo que conduce a hiperventilación y sus indeseables consecuencias.
Falta de entrenamiento efectivo y sistemático.
Excesos en el estilo de vida (desvelarse, beber alcohol, fumar, comer demasiado, etc.)
Angustia
Falta de adaptación a las condiciones de altitud del terreno.
Deshidratación
Alta humedad y temperatura en el aire ambiental (sudoración extrema, pérdida de sales, golpe de calor e infartos).
Falta de oxigeno en cerebro y corazón

Si tu participas en un evento de carreras masivo o maratón abierto, notarás numerosas ambulancias con paramédicos, quienes están listos para proporcionar ayuda sin considerar los detalles de enfermedades crónicas (corazón, convulsiones, desordenes respiratorios, neurológicos, etc.)
En muchas ocasiones, indebidamente los paramédicos aplican una mascarilla de oxigeno puro a atletas que llegan con la respiración descoordinada, y respirando por la boca. Esto es lo peor que puede hacerce, puesto que lo único que se logra, es hiperventilar a la persona y perjudicar mas su restablecimiento.
Lo que si debe hacerce en forma positiva, es permitir que el deportista continúe caminando y respirando nasalmente hasta normalizar sus condiciones.

Cualquiera que sean las condiciones, el bajo nivel de oxigeno en el cerebro y en el corazón son las causas fisiológicas de posibles fallecimientos.













Cultura de prevención
A diferencia de curar, PREVENCION significa: preparar, disponer con anticipación las cosas necesarias para un fin. Prever, conocer de antemano un daño o perjuicio:Precaver, evitar, impedir una cosa. Disponer de los medios necesarios y oportunos, tomar las medidas convenientes para evitar fallas (enfermedades). Es decir, procuramos los cuidados que alejan de nosotros a las enfermedades. La prevención ocurre, pues, "antes" de que la enfermedad esté en el individuo.

En todos estos significativos del verbo "prevenir" está latente una actitud de atención y vigilancia, de estar observando y escuchando, para actuar en cualquier momento y fortalecer las partes débiles a fin de evitar que se dañen con la enfermedad.
Esta actitud de cautela, de preocupación, ese querer anticiparse a los acontecimientos esta muy en consonancia con la vida misma, que es atención, movimiento, acción, actividad, todo lo contrario del abandono.
Por eso prevenir cualquier ataque a nuestra integridad es, en última instancia, sinónimo de vivir, o, si queremos, la mejor dispocisión para poder disfrutar de la vida.

"Mas vale un kilo de Prevención, que un kilo de curación" : Benjamin Franklin.

La maravilla del cuerpo humano
Este es una maravilla de forma y función, capáz de desplegar velocidad, mayor duración bajo condiciones de esfuerzo, es decir: resistencia (endurance), fuerza, fluidez, belleza y expresión.
Estamos favorecidos con una magnífica maquinaria, desde la ingeniosa arquitectura del esqueleto, hasta la complejidad de los sistemas muscular, circulatorio, respiratorio, digestivo y nervioso, así como la habilidad innata del cuerpo para rejuvenecerse y reconstruirse constantemente.

La armonía y coordinación requerida para detonar miles de millones de células, activar el fuego de la transmisión de mensajes entre las células y el punto de contacto de miles de nervios y fibras musculares, y bombear continuamente un adecuado suministro de sangre y energía son simplemente enormes.

Recomendaciones:
Como una recomendación muy especial, respira nasalmente durante la práctica de tu ejercicio aeróbico, con lo que inmediatamente reducirás tu frecuencia cardiaca respecto a la respiración bucal, para la misma carga o intensidad del ejercicio.

También, centrate en tu práctica y ESCUCHA A TU CUERPO EN TODO MOMENTO, con lo que estarás dentro de un concepto PREVENTIVO.

Cuidate y Anticipa!

Fuente bibliográfica: Libro: "Maximiza tu oxigenación al practicar deportes aeróbicos". Autor Ing. Alvaro Sampedro Garibay.
Escrito y tomado textualmente de la revista "Club de Corredores" por Héctor Buelna M.



Archivo del blog