Segidores en Google

martes, 17 de febrero de 2015

Seguí a la Chica Sexy en la carrera





No, no, esto no me pasó a mi. Claro que reconozco que hay muchas chicas muy guapas y esculturales participando en las carreras, y en maratones internacionales ni se diga. Pero esto es lo que me contó un buen amigo:

─Iba corriendo un medio maratón, tu sabes Héctor que no soy muy veloz, y que mi paso es algo tranquilo para poder llegar bien a la meta,  por lo tanto sabes que muchas mujeres son mas rápidas que yo, y bueno no es la primera vez que me sucede en una carrera, que una muchacha rubia (en este caso) se me emparejó, ella se veía tan bien, muy guapa, que la saludé; me miró, y su voz al responderme "¡Hola, ahí la llevamos!" fue tan dulce, que me sentí cautivado. Y si se me emparejó es que iba a mejor paso que yo, eso me obligó a apretar el paso si quería irme al lado de esa bella mujer.

Quería sacarle plática pero no hallaba el tema, además de que mi respiración se volvió algo agitada por llevar el ritmo de ella; pensé en que lo menos que podía hacer era aguantarle el paso hasta el final. Si le hablaba así como ya me sentía en ese momento, ella iba a notar en mi voz que me estaba fatigando.


Fue en vano, ella ya no volteó a verme, sin embargo, yo no dejaba de verla. Solo unos tres kilómetros soporté el paso de aquella bella corredora.
Aun faltaban unos ocho mil metros para llegar a la meta y en verdad que el esfuerzo me tenía agotado. Ella se me fue alejando poco a poco. Memoricé su forma, su rostro y los colores de su escasa ropa, con la esperanza de encontrármela una vez cruzada la meta.

Doblamos una esquina y al verla, su silueta ya giraba hacia la siguiente cuadra, no puede ser, me ha dejado atrás, se acabó mi persecución, fue ahí donde le perdí la pista a esa chica sexy. Se me perdió a lo lejos entre un tumulto de corredores.

No, no la encontré al término de la carrera, eran miles de corredores, ni la volví a ver nunca en otra competencia, creo que no es de la ciudad, aunque se parece a otra chava muy guapa que igual seguí en la carrera de la Independencia, y que también me dejó atrás porque tuve que caminar en la última y empinada cuesta─. Concluyó mi amigo.




Seguramente hay mas casos como el de mi amigo, pues a veces hay corredores (hombres) que se han animado a participar en este deporte con la nada mala idea de encontrar una relación. Se de algunos a quienes les ha funcionado... pero bueno ese es otro tema.

Recuerdo también un comentario de otro corredor que un día me confesó que iba a las carreras por correr pero también por ver a las chicas guapas, que lucían muy bonitas piernas ─forjadas en gran parte por esta disciplina─, asimismo me dijo que no se perdía algunos maratones en la televisión, ya que las corredoras élite van vestidas con muy poca ropa, vaya, que no distan mucho de parecer bikinis. Luego me puse a pensar en que en eso tenía toda la razón, pero también pensé en que no todos pensamos igual, porque al menos para mi el usar poca ropa no significa ser sexy.

CrossFit, zumba, rutinas de pesas en gimnasios, clases de baile, etc. además de correr, es lo que realizan algunas grandes mujeres deportistas. Puedo decir con orgullo que conozco a algunas, quienes no solo son guapas, sino admirables luchadoras de la vida diaria. Guerreras incansables, que proyectan salud y energía con éste bonito deporte. Es duro seguirlas... seguir sus grandiosos ejemplos.







Archivo del blog