miércoles, 20 de enero de 2016

Película McFarland

Ya hace tiempo que no recomiendo una película sobre el atletismo en éste blog de corredor. Será que las dos anteriores que vi me parecieron que no valían tanto la pena por su simpleza y la falta de profundidad en la trama o conocimiento sobre el running. Pero vamos, he aquí una mucho mejor lograda y que merece verse:

McFarland (2015) 
Ya me la habían recomendado mucho, pero no había tenido oportunidad de verla.



De que se trata?
Un entrenador escolar de futbol americano se ve obligado a cambiar de residencia y de trabajo, para lo cual se muda a la ciudad de McFarland, situada en California al norte de Los Angeles. Ciudad pequeña y poblada mayormente por latinos.

El entrenador Jim White (protagonizado por Kevin Costner), descubre entre sus jóvenes alumnos que tienen más talento para ser corredores que jugadores de futbol americano; por lo tanto se encamina en una nada sencilla labor de convencimiento para formar el club que represente a su escuela ante competencias de Cross Country de la región. El problema radica en que los chicos están más que negados a participar, no creen en él ni tampoco en sí mismos. No obstante, el equipo de forma finalmente, pero no de muy buena gana por algunos de sus integrantes.

White, deberá involucrarse con los miembros de su equipo para conocer sus estilos de vida, de las arduas tareas de trabajo en el campo, así como de sus problemas personales y familiares para intentar de convencerlos de que deben seguir corriendo, de que pueden llegar muy lejos si se lo proponen.

La historia es sencilla pero efectiva. Es la búsqueda de la superación tras los errores y fracasos , anteponiendo la fe de que se puede lograr lo que uno se propone tarde que temprano si se insiste en el esfuerzo.




En lo personal, hubo momentos en que las subtramas ─que igual son muy entretenidas─ me parecían largas, pero lo adjudico a mi amor al deporte que ya quería que volvieran cuanto antes a la trama principal y que los chicos se pusieran los tenis, verlos entrenar y sobre todo competir en esos bonitos paisajes de campo traviesa y ver si resultaban ganadores o por lo menos que mejoraran.

Llama la atención que de los siete corredores que conforman el equipo ─sin contar al coach─, solo tres de ellos parecen ser habilidosos para correr y sobre todo que uno es "gordito", entonces si por puntuaciones por equipo se ganan las competencias ¿cómo pueden conseguir algún triunfo corriendo? Eso es en parte lo que vuelve interesante la conmovedora trama.

Otro punto a favor sobre la película: Que está basada en hechos reales, sucedido a finales de la década de los ochentas.

No podría revelar más porque merece la pena verse. En esta historia encontrarás motivación con su trama inspiradora y no te extrañe si al terminar de verla quieras salir a correr subiendo y bajando una colina o simplemente salir a trotar un rato.

Nota: Dura un poco más de dos horas y pensamos en verla en dos partes o sesiones, pero el argumento logró atraparnos de modo que no quisimos dejarla para después.








Archivo del blog