lunes, 20 de abril de 2015

Lo cortés no quita lo veloz



Saber disfrutar una carrera y permitir que otros lo hagan no es tan difícil, ¿o sí?
Ser un buen corredor no está peleado con ser cortés.
Cuando veo a los demás en el grupo, antes del arranque, los veo tan emocionados por comenzar, tal como yo me siento, que es dificil que no me identifique con ellos, pero por otro lado, sabes que es tu carrera, quizás pienses solo en ti, en tu logro personal, pero considera que se puede pensar en uno mismo sin dejar de tomar en cuenta a los demás participantes en determinado momento.

La lista podría ser muy larga, pero aquí te comparto unos cuantos ejemplos de como se podría ser un corredor cortés (aclaro, yo aun sigo practicando por serlo) :

Respeta a los mas veloces

No tiene nada de malo reconocer que no somos tan veloces como otros, si reconoces que los de adelante de ti si merecen estar mas cerca de la linea de salida, dales chance, que de poco te va a servir ponerte en frente si en pocos segundos te dejarán, y sin duda llegarás en el lugar que te mereces.

No empujes

Suele pasar que estando en la "largada", dan el disparo de salida y algunos empujan a los demás para abrirse paso, hazte la pregunta ¿es necesario actuar así?, ¿te va a servir para ganar?, ganarte a ti mismo debería ser la meta principal, pero de ese modo dudo mucho que se consiga.

No escupas donde sea

A veces es necesario hacerlo, pero si lo haces frente a ti o al lado donde sabes que otros van a pasar piensa que nadie tiene porque pisotear tus "regalitos", lo ideal es orillarse y escupir por donde no vaya a pasar nadie... yo varias veces me he librado de que me escupan encima si el que iba delante de mi no me veía.

Grita pero no asustes

Vi una vez como un corredor estaba a punto de darle la vuelta a una esquina en plena carrera, pero de improviso otro corredor gritó algo muy fuerte, y el primero al desconcentrarse y voltear chocó estrepitosamente contra un auto estacionado, hasta el suelo fue a dar. Claro que cada quien tiene el derecho de mostrar su júbilo como guste, pero hay de gritos a gritos, alienta a otros pero no asustes.


Agradece al aguador

No es que tengas que hacerlo, ni hacerlo en cada abastecimiento, pero si al correr todavía te alcanza el aliento como para decirle un simple "gracias", ellos harán el trabajo que les tocó con mas entusiasmo. Tal vez ellos quisieran mejor estar en tu lugar, corriendo y no solamente de voluntarios. Tan fácil ─pero a la vez incómodo─ que sería que cada quien corriera con su propia bebida, pero no, ahí están ellos para servirte.

Gana pero no presumas

Romper el listón en la meta con celular en la oreja, en plena llamada para apantallar a los espectadores ya se ha dado, así como hablar mal de los que llegaron después de ti, no digas que les pateaste el trasero ni que son mediocres, tal vez para ellos eres el ejemplo a seguir, recuerda que vienen detrás de ti siguiendo tus pasos.

No seas un obstáculo más

Recientemente en Tijuana se vio el caso de un corredor experimentado que estando a punto de llegar a la meta iba codo a codo junto a un jovencito,  y el mayor lo empujó hacia un lado (¿pero, como? si está la calle muy ancha), está de más decir lo mal que se vio ese competidor y como fue criticado.

Por otro lado ya pasé por la experiencia de que un muchacho me obstruyera el paso; que alguien se ponga delante de ti es normal, tal vez ni cuenta se da que vienes detrás, pero si te vio y de adrede te va bloqueando el paso repetidamente impidiéndote acelerar y avanzar... dile algo, pídele "pista", antes de que te vayas a enojar.


No reclames solo por hacerlo

Quizás te esforzaste mucho, y buscabas el podio, mas reconoce que siempre hay alguien mejor que tu, si no es el caso de que exista una trampa evidente, no hay nada que decir.
No reclames si no te dieron camiseta, si no alcanzaste bebida ni  medalla, o si no te gustó la ruta.
Hay muchos tipos de reclamos, hasta absurdos pueden ser, pero por no leer la convocatoria, muchos no se enteran bien de las bases y de lo que se va a entregar ni en que cantidad... y si acaso la carrera fue gratis, ¿crees que vale la pena reclamar? 
Hay que aprender a disfrutar el esfuerzo y la experiencia.

Disfruta sanamente tu deporte, ser afable, ser considerado es gratis, y respetar a otros también.









Archivo del blog