lunes, 2 de febrero de 2015

Obsesión: Cien Maratones

Si después de haber corrido mi primer maratón, que no lo hice tan joven, pues ya tenía 34 años, me hubiera propuesto correr tres maratones por año, ya tuviera 22 en mi cuenta. ¿Son muchos?, ¿son pocos?, eso ya depende del punto de vista de cada quien.

Habrá quien corra muchas carreras y maratones sin contar cuantos lleva, ¿para que hacerlo?

Sin embargo, en mi caso particular, la idea de hacer cien maratones se comenzó a arraigar en mi mente, una especie de obsesión por llegar a ese número... algún día, y después de esa cifra, seguir y seguir sin límites, "hasta que el cuerpo aguante".

No soy un Dean Karnazes, famoso ultramaratonista, quien tuvo la fortaleza de correr 50 maratones en 50 estados (USA) y en 50 días. Documentado por History Channel como un super humano, ya que al correr sus músculos tienen una producción casi nula de ácido láctico, razón por la cual logra soportar tantas horas y kilómetros de forma consecutiva sin dolores musculares.

Entrenando en Rohr Park, Bonita Ca. el 1 de febrero de 2015

También está el caso de Julie Weiss, una de las protagonistas de la película The Spirit of the Marathon 2.
Ella en el maratón de Roma comenzó con determinación a correr un maratón a la semana, esto durante un año, para de esta manera honrar la memoria de su padre quien falleciera de cáncer de páncreas. Así ella buscaba crear conciencia y recaudar fondos para tal devastadora enfermedad.
Desde luego que lo consiguió, 52 maratones en un solo año; y por supuesto que después de eso ella sigue corriendo mas maratones. Ahora Julie es también reconocida como "The Marathon Goddess", o lo que es lo mismo: La Diosa del Maratón.

Me han preguntado que por que no corro unos diez maratones al año, cuestión que genera varias respuestas como estas:

─Hay muy pocos maratones en la región, algunos como Tijuana, Mexicali y San Diego (próximamente se suma Ensenada).

─Correr mas de dos o tres maratones al año ya implica viajar y pagar inscripciones costosas, un lujo que muy pocos se pueden dar. Eso me recuerda a que el año pasado fui aceptado para correr en París, pero ya estaba inscrito para el maratón de Chicago,  o hacía uno o el otro.
Así sucede, los bolsillos pueden estar vacíos aunque la mente y el alma esten repletos de sueños.

─Reponerse de un maratón no es tan fácil ni rápido, no todos nos recuperamos a la misma velocidad, aunque a decir verdad, cada vez mi recuperación es mas rápida y efectiva, pues corro un maratón y al tercer día ya salgo a trotar sin tantas molestias o dolores como antes. Pero cinco al año si es viable para mí, creo que podría hacerlos sin sacrificar tanto mi salud.

Julie Weiss, la Diosa del maratón.

Otro ejemplo de que si se puede:

El pasado diciembre, después de haber terminado los 42 kilómetros en Mexicali,  mi décimo segundo maratón ─¡apenas!─, fui hacia donde descansaba mi amigo Luis, lo saludé y a su lado estaba un señor que tendrá alrededor de 72 años ─amigo de Luis, supongo─, que sin presentarnos nos pusimos a platicar de modo muy ameno por un buen rato. 
El no parecía estar cansado en absoluto, y en mi curiosidad me dio por preguntarle que cuantos maratones llevaba corridos, y creo que le dí al clavo al hacerle la pregunta que tal vez mas le gusta que le formulen, pues sacó al instante un papel de su bolsillo, y me lo mostró, era una lista de 15 maratones que había logrado concluir en el año... él no paraba de explicarme con mucho orgullo.

Mi segunda pregunta fue si acaso ya había llegado a cien maratones, y me dijo que más que eso, que llevaba mas de 120 en su trayectoria... yo estaba fascinado, estaba frente a todo un "marathon man".
Y la última pregunta también tuvo respuesta afirmativa: ¿Ha corrido en el maratón de Monterrey por el trofeo Hemeródromos, presea que dan solamente a quienes han completado 100 maratones?

─Sí, ya tengo ese trofeo ─me dijo él con gran satisfacción, y comenzó a darme algunos consejos.


Hace tiempo leía, que por salud los corredores solo deberían hacer uno o dos maratones por año, pero ¿a quien se le ocurrió limitarnos de ese modo?.
Cada organismo responde diferente, y si te conoces bien, si sabes que puedes hacer mucho mas de lo que otros creen, ¡tu puedes hacerlo!. Claro, primero debes prepararte muy bien para correr los 42 kms. y después de conseguirlo, averiguar que tan fuerte eres en esa distancia.

Si esa recomendación de correr solo dos por año, la siguieran Julie Weiss, Dean Karnazes, "el señor de 72 años" y algunos runners que personalmente conozco, pues no hubieran alcanzados sus metas, sus propósitos, sus sueños deportivos.
No se si pierda con el tiempo, el interés o la idea de correr cien maratones, pero hoy en día, esté obsesionado o no, quiero vivirlos y disfrutarlos... llegar a cien es algo mas que un bonito número, es algo que en verdad deseo. 






Archivo del blog