miércoles, 20 de marzo de 2013

Mi primer 5k en competencia


 Solo por aniversario del blog, vuelvo a re-publicar para quienes no lo habian visto, aquel sencillo y primer tema, el que abrió el blog, la primera experiencia expuesta, breve y hasta cómica. Ya hace dos años!!.


Tendría unos 20 años de edad, con ganas de ganar como todos.
 Era algo tan fácil, "solo mueve rápido tus piernas"- me decía a mi mismo.
 " Eres joven y delgado... entonces, ya eres veloz !",  que ideas mas falsas.
  Dieron el disparo de salida y como me había colocado casi hasta adelante arranqué bastante rápido como si se tratase de una carrera de solo 400 metros.
 Para alguien principiante como yo en el mundo del " running " era la gloria ir adelante de todos.
 Dimos vuelta a la derecha de la cuadra del Crea en Tijuana, mis pulmones en total agitación y, el corazón al máximo latía para poder sobrellevar las exigencias de mis "ocurrentes" piernas y erróneos pensamientos; apenas 300 metros después de empezar, para mi sorpresa me empiezan a alcanzar algunos corredores, a rebasar otros, y en cuestión de pocos segundos ya no eran pocos, sino todos los que me dejaban atrás!; mis piernas si podían más pero mi respiración tan mala como era no daba para mantener ese ritmo un segundo mas!.
 Si mi corazón hablara me hubiera dicho: " ¿Porque me haces esto?, o ¿Cuando me preparaste para esto? ".
 Tuve que bajar mi paso drásticamente para poder continuar, salirme era cosa de orgullo, "¿Me salgo o le sigo despacio?", sí, pensaba incluso en abandonar!.

Talvez hubiera ganado si la carrera hubiera sido de solo 300 mts. pero no!, se trataba de 5 kilómetros, que ingenuidad!. ¿Que no era fácil?, pues no, correr lento si lo es, o trotar, pero correr rápido requiere de técnica y de muy variados tipos de entrenamiento.
He aprendido a correr lento por mucho tiempo, ahora hago trabajos para correr mas rápido, pero como sea, lento o rápido siempre se disfruta.
Por cierto aquella carrera de 5 k. si la terminé y eso me dio un gusto enorme, fui talvez de los últimos en llegar, pero cuando te propones algo me dí cuenta que llegar a la meta es lo que cuenta.

Archivo del blog