martes, 20 de septiembre de 2011

En la Carrera de la Independencia 2011

 El pasado viernes 16 de Septiembre, de nueva cuenta se llevó a cabo la tradicional carrera de de la Independencia, también conocida como carrera de la Francisco Villa de 7.8 kilómetros, con mas de 300 entusiastas corredores.
 En esta ocasión me animé a participar por tercera vez, con el objetivo principal de probarme en mi tiempo por el reto de las subidas y sobre todo probar mi condición física.

A buscar nuevos resultados en mi tercer año consecutivo en este alegre día festivo.
  
 2009: Ese año me decidí por fin, ya que algunos te la cuentan y te platican de las terribles subidas y que no muchos se animan a correrla. Pero no, ya no quería que me la contaran, había que tomar el reto de manera personal.
 Resultado: caminé un poco en una larga subida del kilómetro 6 y medio, con pena y todo, pero fue necesario, y llegué a la meta con 40:28 minutos. Nada mal al primer intento.

 2010: Como siempre la idea era mejorar, pero recuerdo que no entrené suficientes subidas y al ascender la pendiente larga de nuevo me costó bastante, soporté la tentación de caminar esta vez (caminata recreativa diría el buen Raymundo Ricardez), pero al final solo lograría bajar 15 segundos al tiempo del 2009 marcando un 40:17. No estaba contento, así que me prometí que en el 2011 no se repetirían esos 40 minutos de nuevo.

Elisa Guerrero tampoco se pierde cada año este animado evento atlético.

 2011: El arranque como cada año, fue desde el Palacio Municipal, con unos 3 kilómetros planos y a partir de ahí a subir ligeramente hacia la Zona Centro; el kilómetro 5 es justo antes de subir por la Colonia Altamira y a partir de aquí viene el verdadero reto para todos, aguantar las inclinadas pendientes; sobre todo la segunda ya que se extiende por aproximadamente 500 metros, se siente eterna y lo que deseas es terminar con ella cuanto antes. Y un detalle que se sumó a mi alegría, es que nunca me pasó por la mente la idea de caminar siquiera un poco. 
 La tercer subida es la mas inclinada de todas pero algo corta. Una vez arriba nos quedan cerca de 700 metros para llegar a la meta localizada en la Colonia Francisco Villa.
 Mi tiempo esta vez fue de 36:32 minutos, lo cual fue mejor de lo que esperaba ya que no pensé que pudiera bajarle mas de 2 minutos a los 40:17 del 2010.
Nacho Zamarrón de nuevo logró bajar su tiempo en su tercera participación.

  La meta y un nuevo record personal es la medalla para la mayoría de nosotros, corredores recreativos, ya que te das cuenta del gran esfuerzo que fue necesario hacer. Sobre todo cuando ves que ya no hay nada mas arriba por subir, y que gran parte de la ciudad de Tijuana la ves allá abajo.

 La ruta no es nada fácil, pero ya quiero que sea 2012 y correrla de nuevo.


 Fotografías cortesía de: Yo también corro en Tijuana. 




Archivo del blog