martes, 16 de abril de 2013

Por Boston: No dejaremos de correr

Ayer seguía por medio de Internet al maratón de Boston, quería ver como les iba a nuestros compatriotas, a Madaí Pérez por ejemplo, quien obtuvo un excelente séptimo lugar. A mi amigo de facebook Manuel Aguirre, para vivir un poco la experiencia a través de el. El llegó en 3:10 horas, afortunadamente.
Todos sabemos lo que sucedió, la tragedia, el horror, lo lamentable.

Pudo esto haber sucedido en cualquier tipo de evento público o deportivo. El caso es que aconteció lo inesperado, causando el miedo, terror, confusión, dolor físico, traumas emocionales; dejando a personas heridas y la lamentable pérdida de vidas humanas.


Esa mente que vive su propio infierno, quiso propagarlo hacia los demás. Claramente es un acto de alguien que no conoce la felicidad ni el amor por la vida, y no quiere que los demás lo sean. Rebelarse contra la naturaleza humana es hacerlo contra uno mismo. 
Como bien lo expresó mi amigo Luis Morúa, y con quien estoy de acuerdo: " ¿Porque atacar a la expresión mas pura de LIBERTAD?, Dios los perdone!.


Siempre he expresado mi deseo de asistir algún día a este magno evento que resulta ser el maratón de Boston, como sabemos el maratón mas antiguo del planeta, que ayer celebraba la edición número 116.

Eso deseo no ha cambiado, ni creo que cambie. Siempre querremos los maratonistas del mundo, estar ahí alguna vez, o al menos calificar, dar las marcas, ir a presenciar el evento, etc. Ser parte de algún modo del maratón major mas famoso de todos.

No dejaremos de correr porque ocurran estos actos, seremos cautelosos sin duda, pero seguiremos siendo dadores de uno de los mejores ejemplos de una vida saludable.

"Solo un corazón extraviado en dolor, perdido en su sufrimiento puede provocar un dolor así, porque derrama un odio que se le desborda. Los corredores, por naturaleza somos seres que aprendemos a amar, practicamos y generamos amor, por lo tanto sigamos expandiendo el mas puro sentimiento humano" 

No dejaremos de correr por temor, porque sabemos afrontar los miedos corriendo, porque hay temores que alejamos y nos deshacemos de ellos cuando realizamos nuestra actividad. Porque así nos fortalecemos mas, y no solo me refiero al cuerpo, sino a nuestras almas, a nuestros corazones. Porque los corredores siempre nos apoyamos, siempre de alguna manera estamos unidos, siempre nos entendemos... porque podemos llorar cuando otros sufren por hacer lo que amamos.

Porque no dejaremos de correr, porque somos y seremos cada vez mas. Porque hacerlo nos hace sentir como niños, poniendo en nuestro rostro una sonrisa. Porque el simple hecho de hacerlo limpia nuestras mentes, nuestras almas, alejando lo negativo de nuestras vidas, y atrayendo la felicidad a nuestros corazones. 

Por esas razones y muchas mas, No dejaremos de Correr!. 


Archivo del blog