Segidores en Google

jueves, 6 de febrero de 2014

Corriendo con C de Conquista




 Consumida cafeína, calzado caro con cordones centelleantes, Carlos Curiel corredor comprometido, concentrado comenzaba, con cachucha cómoda café combinada con camiseta corta, ceñída, cabizbajo cavilaba, como convenciendose.

Complacido corría caminos cortos, cruzándo coloridas callejas; calentaba cauteloso cifrándo cuadras cuando coincidió con Cecilia Cifuentes, célibe, carismática ciclista, corredora consumada, con cabello crespo, cuerpecillo curvilíneo; cansada, caminaba contenta, celebrando con coraje cuantiosas calorías calculadas con cinco cuestas cronometradas.

Carlos creyó correcto congratularla cordialmente; Cecilia consideraba cómico coincidir cada catorcena con Carlos, cual cortés caballero con corazón combatiente, contaba cuentos con climas calientes, con cielos claros citadinos, competencias con copiosos cierres cardiácos, coleccionando colosales carreras, careciendo calambres, coronándose campeón consecutivamente. 

─¡Caramba!, cero cohibido, canijo Carlos ─creía Cecilia, cuestionándose cada cuento, casualmente cargados con carreras con colinas circundantes, clubes concurridos... citando cualquier ciudad cosmopolita.

Considerándose correoso corcel,  comentó Carlos como corría calzadas con centígrados calurosos, creyéndose coyote copeaba cerros con cuestas crecientes, conviviendo con cascabeleantes culebras... ¡caray, como contaba cosas!.

Cecilia conocedora con callo, convidaba cuestiones contrarias, confirmándole como cuidarse comiendo cosas cítricas, como competir, conservando cadencias, como conducirse contra calles colmadas con coches contaminantes, camioneros cafres, caprichosos, contra constantes curvas, comparando cursos caóticos contra calmadas campiñas.

─"Corre cultivado, corre controlado compañero" ─comentó, concluyendo contagiosa conversación.

─ ¡Cambujo coqueto!, condenado corderito ─comentó Carlos con congoja.
¿Cual caballo?, ¿cual coyote, ciervito come-cespeds?, ¿cual cita conseguí?, ¿como conquistarla?,  ¿con cine comercial?, ¿cenando camarones?, ¿compatibilizaré con cervezas?   ─criticándose cuchicheaba. 
Culminó callado como cautivado, contemplándola cuando Cecilia caminaba con contoneante cadera.

Cecilia casi con certeza confiaba compartir ciertas cursilerías con Carlos. ¿Como conseguiría conquistarla?: 

─"Cuando corras conmigo Carlitos, cuando cambies casual cotorreo con carreras conmigo" ─conjeturaba.

Como cotidiana costumbre, caminó costeando cálidas calles,  coreando cánticos cual celestial criatura.








Archivo del blog