martes, 18 de diciembre de 2012

En el Maratón Gobernador, Mexicali 2012

Imagen: sudor cachanilla

Ya van 7, siete maratones completados!, recorridos, vivídos, sufridos, disfrutados, retos auto impuestos duros de lograr, pero que se pueden cumplir si dejas que tu mente guíe a tu cuerpo!.


Correr dos maratones fue un reto para mi el año anterior, me sentí muy bien, quería mas, así que me dije, en el 2012 quiero hacer 3, pero procurando que estén por lo menos a 3 meses de separación entre ellos. Gracias a Dios los pude cumplir.

Mexicali, 16 de diciembre de 2012:
7:30 a.m., en una fresca mañana la idea de una nueva conquista comenzó a volverse realidad. 
Con mas entusiasmo que entrenamiento me aventuré de nuevo. Las piernas podrían fallar en el trayecto!, pero sacando algo de "colmillo" podría salir bien librado de los malos momentos, esos donde el cuerpo te dice que ya no continúes, o donde la mente te dice, "hasta aquí, reconoce que estas cansado, tirate un rato al césped y bajo la sombra", noooo!, esas ideas son juegos sucios de la mente y hay que revertirlos.


Aqui vamos por el km.7
Imagen de: Txocho corredores .


Mas de 700 empezaron la dura prueba... pero la concluyeron 427.
Foto: Germán Rodríguez Castro.

Muchas caras conocidas de corredores bajacalifornianos. Que gran gusto verlos ahí. No estaban todos los que hubiera querido ver, pero si casi todos.
5 kilómetros en menos de 24 minutos. ¿Importaba el tiempo?, no mucho, pero si quería un mejor resultado que el asfixiante maratón de México, debajo de 3:58 horas.
10 kms. en 48 minutos. Bajé un poco el ritmo, o era debido a la ligera y prolongada subida que teniamos enfrente.
Me gustan las vueltas en U, y venir en sentido contrario después, ya que se puede ver a los demás amigos corredores y se tiene la oportunidad de darnos ánimos. Vi pasar a Fermín Mendivil, a Luis Morúa, a Leslie Valladares, Víctor Serna, Nacho Zamarrón, y muchos mas. Y que decir de los que iban delante de mi, grandes ejemplos como Sergio Zárate, Héctor Romero y Luis Cardona.

Algo que todavía no ha cambiado y creo es una oportunidad de mejorar, son los abastecimientos, ya que cada 5 kms. solo se recibe agua, al menos antes de llegar al k30. Lo ideal sería cada 3 y alternando con bebidas isotónicas para reponer electrolitos. Al menos a mi siempre me sucede que soy de rápida sudoración y esperar a llegar  hasta otros 5 para otro poco de agua me es insuficiente, y supongo que a muchos les pasa lo mismo. Adicional a esto que al deshidratarse se convierte uno en cliente seguro de los calambres. Talvez por esto en este maratón veo siempre a muy buenos corredores quedándose atrás, relegados, porque algo está fallando, ¿o faltando?.

A pocos metros de la meta.

Llegué a la mitad en 1:42 horas, nada mal, aunque en mente llevaba 1:39 como objetivo. Ahí supe que me costaría trabajo la segunda mitad en cuestión de cumplir mi tiempo estimado de llegada, (nada nuevo).

Me pasó por un lado Lupita Arriaga con paso muy firme, enterita ella!. Después Xóchilt Miguel, también me dejó atrás, dos grandes corredoras de Tijuana y Rosarito. Por el otro lado del camellón venía Fermín muy cerca, nos saludamos y me dí cuenta en la expresión de su cara que estaba decidido  a darme alcance.

24 kms. en 2 horas... espero cumplir 36 en 3 horas, imposible para mi?, no!, por esfuerzo no quedaría.
¿Todavía faltan 18 kilómetros?, sí el cansancio nos pega a todos!, algunos conocidos que pensé que me alcanzarían no lo hicieron, pero si yo estaba bajando el paso!. Me van a rebasar todos en algún momento de esta larga carrera!, pensaba.
Cambiar esos pensamientos negativos era necesario, y urgente volverlos positivos. Pensamientos que debemos combatir todos los maratonistas, ya que no nos ayudan a continuar.
"Soy corredor, soy fuerte, ya pude 25, solo me quedan 17 y voy por ellos".
 Recordé a Luz Elena Parra, una amiga que me dijo, "Eres un buen corredor, solo tienes que creertela". Y es verdad debemos creer en nosotros mismos y decirnos las cosas con convicción.

Km.27. Como suele pasar, no todo mundo apoya a este deporte y ni les interesa que otros lo practiquen, pues sucedió que por un rato los carros no me dejaban pasar y un individuo casi me echa su camioneta encima, nadie le dijo que no pasara o que se detuviera, ni el mismo lo hizo por consideración... y como me cuesta quedarme callado en estos casos, le solté un par de palabrotas, que espero las haya escuchado. Nomas vi pasarme por un costado al condenado e inconsciente automovilista. Obviamente hizo falta mas seguridad de tránsito vehicular, espero a nadie mas le haya sucedido esto!.

Al fin llegando!. Con un mínimo de entrenamiento, pero se pudo llegar!.

Km.30. Que bonito número, la antesala de los calambres. Si es que a algunos no les llegó antes.
Ya habían al fin mas abastecimientos, y algunos "angeles", personas que por su propia cuenta se ofrecían a apoyar a los agotados atletas con dulces, miel, sodas, frutas o mas agua!, gracias por haber estado ahí!!.
 35 kms. y ya solo pensaba en llegar, "Me cueste lo que me cueste, éste será mi séptimo maratón, el tercero concluído en esta ciudad". 
Veía venir del otro lado de la calle a los mismos corredores ya mencionados, pero ya con otro semblante, aunque cansados, doloridos o acalambrados, de algo estoy seguro, estaban dispuestos a llegar a sus metas, se veían con la determinación de no claudicar. Eso me daba mas ánimos, verlos combatiendo una gran batalla física y mental, declarando la guerra a 42.195 kms, y dispuestos a ganar.
Si caminé un poco al tomar las bebidas, solo segundos, pero seguía... agua sobre la cabeza, sobre las piernas para poder sentir el viento refrescandolas un poco. Ligeros calambres llegaban, pero nunca fueron intensos, o ya había aprendido a lidiar con ellos.

38, 39, 40 y 41 kms. Nunca había tenido tanto gusto de ver pasar a estos números, sobre todo al 41 ya que significaba que el maratón no había podido conmigo y que ya casi era mio.
 Recordé mi llegada anterior de tres meses atrás. No permitiría que la difícil y sufrida llegada a la meta del maratón del D.F. me hiciera perder el entusiasmo ni el deseo de seguir cruzando nuevas líneas de meta en otros maratones; y no lo permití, bien dicen que los límites uno mismo se los pone, y no quiero ahora que éste sea el último, si Dios me lo permite vamos por otros 93 mas!.

La meta, la gente que apoya, los aplausos, el globo-arco, las fotos, el reloj con 3:47 horas, el cielo azul y soleado, la medalla dorada, que bonito recibimiento. Valió la pena intentarlo de nuevo... un intento ya no!, sino un nuevo logro y orgullo!.

La medalla de finalista.
Foto y medalla de Víctor Serna... felicidades por tu primer maratón Víctor! 


Con Héctor Romero. Gran corredor del club Corredores sin fronteras.
Fotos 4, 5 y 7 de Isabel Granados.

Gracias a todos los que hacen posible este evento año con año. A los voluntarios, a todos esos que si apoyan al esfuerzo de los deportistas. 
A mi Lucy que siempre me apoya (aunque la premiación se alargue tanto).
A los fotógrafos por darnos acceso a grandes momentos, que después serán grandes recuerdos!. 
Esperemos Mexicali siga celebrando al maratón, la prueba reyna del atletismo, con este grandioso evento, los 42 kms. mas antiguos de la república mexicana... que venga la edición 48 !!.

Archivo del blog