sábado, 19 de enero de 2013

Vengo de lejos y no voy a salirme!

 Llegué a Guadalajara procedente de Tijuana con una lesión leve en la planta del pie (fascitis plantar), y me dolía un poco, pero eso no sería lo peor. Cuando llego a casa de la prima de mi esposa, al entrar al baño hay un leve escalón de casi 3 pulgadas y  que me tropiezo con el dedo gordo del mismo pie, donde me dolía la planta!.

Tan fuerte fue el trancazo, que pensé que me lo había quebrado, afortunadamente solo fue el golpe pero si me corté y me salió bastante sangre. Me querían llevar al médico pero con hielo se solucionó.
Y pensar que estaba a pocos dias de correr mi anhelado medio maratón de Querétaro!.

Ramón López nos comparte su experiencia, del medio
maratón de Querétaro 2012.

Al llegar a Querétaro, el viernes 5, en la noche todo estaba ya mejor. La cortada ya casi cicatrizada, el dedo solo morado.
El sábado 6 fui a recoger el paquete en la expo, y que nos encontramos a los kenianos, los que corren en Tijuana. Mi esposa platicó con Mónica y George; me dio tanto gusto de verdad saber que alguien con quien compartes en tu ciudad la afición de correr encontrarlos por acá.
 Uff!, mucha alegría, ya saben, una organización de primera.
Todo bien hasta ahí. Al medio día fuimos a caminar y a conocer el centro de la ciudad, pero eso fue un error ya que mi pie estaba muy delicado, tan delicado que estaba fuera de control, así de plano!.
 Las calles de Querétaro son coloniales, con adoquines, banquetas en mal estado por las raíces de los árboles etc, etc.
Y el guía (otro primo de mi esposa que vive ahí), estaba muy contento enseñándonos la ciudad, y que creen? otra metida de pata (literalmente también), el mismo pie izquierdo se me dobló en un desnivel. Ellos no sabían de mi lesión, pero sí se preocuparon, porque, ¿como me voy a lesionar un día antes del evento?.

Pues mi esposa casi me prohibe correr, pero al final me alienta, me mentaliza y me dice "has un esfuerzo, mañana amaneces mejor".
Ahora me dolía de verdad bastante el tobillo, ya no solo el dedo gordo y la planta del pie izquierdo. Uta madres! ,¿Que hago?, me pregunté... pues a echarle hue... digo ganas!.
 Me compré una bolsa de hielo y unas vendas para prepararme.
Me levanto el día del evento a las 5 de la mañana. La salida era a las 7:05 a.m. y me pongo hielo como una media hora, se me duerme el pie, me vendo con un breve masaje y pomada, me hice vendaje doble, así el dolor se baja y nos vamos a la línea de salida.
 Eran mas de 12 000 corredores de todo el evento. Un mundo de gente.
 Mi esposa como toda una intrusa mueve una valla de protección y logra meterse como en la fila 20.
Creo que mi sorpresa fue ver en ese hueco a unos guardaespaldas, y me doy cuenta del porque!, que a un lado de mi está una mujer muy guapa y su pareja listos para salir también ellos. Eran el gobernador del Estado y su esposa, lo saludo, le digo que soy de Tijuana y le dio gusto.
En ése momento mi pie dormido estaba en perfecto estado.
Para arrancar dan la salida y órale!, le dije a mi esposa que nos iríamos juntos cosa que no cumplí, ya que la adrenalina me ganó y me dejé llevar.
Los primeros 4 kms. fueron en 18 minutos. Los 6 kms. en 27 mins.
 Pero la altura me empezó a afectar al km.14 y, aparte mi pie ya lo arrastraba del dolor. 

Héctor Buelna, Ramón López y Vero Cuevas

Algunos me invitaban a salir, pero les dije "Vengo de lejos y no puedo salirme"Los paramédicos me revisaron y preguntaron que si estaba quebrado y les dije "yo se lo que tengo!".
Total, hice 1:52 horas... uff !. y terminé mas por orgullo que por ganas. Los 2 últimos kms. fueron como en 8 minutos cada uno, pero todo bien.
Mi esposa llegó tras de mi, e hizo 1:57. Llegué entre los 900 primeros y ella apenas pasando los 1000.
El maratón femenil lo ganó Mónica, ella como mencioné corre allá en Tijuana, y lo curioso que entre tanta gente la encontramos de nuevo, cuando la prensa andaba tras de ella para la entrevista, y oh sorpresa!,  el ramo de flores que le dieron por campeona se lo dio públicamente a mi esposa (Verónica Cuevas), eso nos dio un gran gusto!.

La aventura continuaría en el DF, que ahora allá, con tanto caminar andaba todavía mal, pero ya pasará y seguiremos corriendo!.

Archivo del blog