martes, 1 de julio de 2014

En la Carrera Masters 2014


29 de junio de 2014

 Las ganas están a tope. Quiero ir, quiero hacerlo. No me siento muy bien, últimamente el nervio ciático decide atacar de nuevo. Lo voy a hacer. Disfruto madrugar cuando se trata de correr, cuando he idealizado una nueva meta, cuando he repasado mentalmente la ruta, no una sino varias veces, imaginando como me voy a sentir, como he de empeñarme en cada zancada.
El año pasado me quejé mucho de un factor ajeno, que no podemos controlar, del clima. Esta vez no estaba igual de elevada la temperatura, pero eso no quitó un cierto y molesto grado de humedad, el cual solo se resiente al correr a velocidad.
Ya son 25 años de celebrarse esta bonita competencia de 16 kilómetros por la Zona Río. Recuerdo en años anteriores mis camisetas en honor a Carolina González, al Rayo Torres y su autógrafo que nos regaló a muchos en el número; la vez pasada en honor al Dr. Eduardo Valle y esta vez dedicada al Sr. Hacho Kaloyan, como merecido homenaje, ya que no solo fue director del  Imdet sino un buen corredor y maratonista con muy respetable trayectoria.


Fotos de Yo también corro en Tijuana
 Cuanta gente buscando felicidad a través del esfuerzo físico, vaya y también mental, pues 16 kms. no son fáciles para algunos que tal vez solo han recorrido 10k a lo mucho. Casi trescientos corredores. Que gusto me produce el verlos, el saber que no estoy solo en esta locura, o que no soy el único que intenta retar a diez millas, que pueden resultar extremas si lo que pretendes es exprimirte al máximo en rendimiento.
Sexta oportunidad que me autoregalaba. Siendo optimista en todo momento, ¿puedo superar lo hecho en el 2013?, pregunta inexistente, ni siquiera tuve que cuestionarme nada, los entrenamientos fueron claros, 1:07:35 horas hace pocos meses, para mi, un corredor amateur, un tiempazo, aunque claro, conseguido ese récord personal en mejores condiciones de salud y clima fresco.


Voy sudando copiosamente, es mi estilo inevitable, mas de lo que quisiera si pudiera controlarlo. 
No se exactamente cuantos kilómetros llevo, no obstante, me doy una idea por el paso que creo llevar por el tiempo en mi reloj; son siete o tal vez siete y medio. Aun no tengo el gusto de conocer relojes GPS debo aclarar. No hay señalamientos que indiquen lo que has logrado y lo que falta por recorrer.

Me pasan varios corredores que aun no se ven obligados a disminuir el paso debido al clima, varios a quienes he dejado lejos en otras ocasiones. Parece ser un problema personal esto de acalorarme tanto, perdón, ¿cual problema dije?, si es lo que me gusta de esta carrera, que no es sencilla, que lo complicado se me da para buscar desafiarme.
Y sí, efectivamente, ahí iba en esa lucha interna cuerpo-mente, que si el cuerpo no me responde como acostumbra, por las dolencias, que la cadera ha extendido su látigo de molestias a lo largo de ambas piernas. Que me importa eso, ¿por que he de obedecer a esa ilusa voz que casi me ordena que me detenga?, si no lo quiero hacer, mi trabajo me costó llegar al km.12 a paso de 4 minutos por kilómetro, y ahora un poco mas lento, pero se que si se puede. Me ayuda el pensar en que no es la primera vez que me encuentro en una situación similar, que consigo salir adelante si no dejo de creer en que ¡YO PUEDO!

Grupo puntero del cual surgirían los ganadores, Raymundo Torres, Rubén Rodríguez, Stephen Kibet entre ellos.

Lugar 45, fue mi número de llegada del 2013. Esta vez no tengo idea si soy el 40, 50 o si ya me dejaron mas lejos. Simple indicador para medirme nada mas; lo mas importante, siempre ha sido el vencerme a mi mismo, no voy por nadie, ni por podios, pero lo que llegue solito si acaso llega bienvenido será.
Paseo de los Héroes, retomando un mejor paso, lo peor ya pasó. Ya me siento mejor, reto a las glorietas para dejarlas atrás a una por una lo mas pronto posible, no es que tenga mucha prisa, pero aunque claramente no habrá record personal en estas diez millas si puede ser mi mejor registro de la carrera Masters después de todo.
Mas de una hora y siete minutos frente al Cuauhtemoc. Casi voy solo. Los automovilistas me ven y seguramente pensarán que voy sufriendo, algo hay de cierto en eso, pues se va lidiando y tolerando un movimiento fuerte con incomodidades, pero ese supuesto "sufrimiento" una vez llegando, si es que acaso nunca han corrido, no saben en el gran orgullo y satisfacción en que se transforma.

 Adiós último puente, visualizo por segundos el tartán, he de pisarlo de nuevo. El Crea está a la vista, es de bajada y aprovecharé el impulso y, cuando eso sucede, cuando te falta tan poco para concluir, cuando correr parece querer transformarse en vuelo, ya sabes que nada te detiene, ¡Solo Dios podría!


---------------------------------------------------------------------------------

Mi tiempo conseguido y anteriores en la misma carrera :

2008:  abandono en el km.3 (por una fuerte lesión)
2009:   1:22:20 horas
2010:   1:18:24
2011:   1:17:30
2012:   1:11:32 
2013:   1:12:19
2014:   1:10:50     Lugar 34 de llegada









Archivo del blog