miércoles, 15 de junio de 2016

Posibles Accidentes al Correr




Puede ser por mala suerte, por exceso de confianza o por descuido que en ocasiones nos pasan cosas muy desagradables al ir corriendo, pero que son detalles que mayormente bien podríamos evitar si estamos atentos y somos cuidadosos. Hoy les comparto en este tema, algunos casos que he visto y/o que me han sucedido, que espero sean de utilidad al lector-corredor.


─Al ir corriendo a veces el sudor cae en los lentes de las gafas, y lo que hacemos es quitárnoslas. La sacudimos o limpiamos (mientras aún corremos) y al intentar colocarla de nuevo sobre nuestras orejas, al menos a mi me ha pasado ya varias veces que he estado a punto de picarme los ojos con las terminales, por eso a veces mejor los llevo en la mano una vez que sudados y manchados ya no me dejan ver mientras corro a velocidad.

─ ¡Cuidado en el arranque si es de bajada! Ya hemos visto casos en carreras que en el inicio, con la "estampida" de corredores, al ser de bajada algún corredor se descuidó y apenas comenzando la carrera ya va rodando. Tampoco se vale empujar, así que hay que tener mucho cuidado, que no todos son experimentados, siempre hay principiantes... aunque claro, el suelo recibe a cualquiera.

─Al calentar a veces olvidamos incluir los giros en las talones, que mas bien involucran a los tobillos. Es muy doloroso un esguince o torcedura al correr, ocasionado por pisar un desnivel o bache. Sobre todo debes ser precavido si sabes que eres supinador, es decir que tu pisada es supinada.



─ Hay aceite tirado en las calles mientras vas en una carrera ¿Te ha tocado ver esto? Me ha sucedido que de pronto bajo el ritmo en plena competencia para evitar darme un resbalón o por sacarle la vuelta a ese líquido que a veces no es solo una mancha grande sino un derrame. Claro está, ocasionado por autos averiados que estuvieron estacionados mientras el aceite se les fugaba.

─No he sabido de casos donde algún corredor (conocido) haya sido mordido por un perro al momento de correr, pero si que los han "correteado"; y esto puede ocurrir ya sea en un entrenamiento o en una carrera, como en esas que hacen entre las calles de alguna colonia, donde hay que meterse por calles bordeadas de viviendas y de repente algunos perros animosos salen a perseguir a los intrusos que, ya sea que corran más rápido al ver los canes o bajan la velocidad para tomar una piedra y tratar de amedrentar al perro, evitando ser mordido. Esto no solo me ha pasado a mí, he sabido de varios casos.

─Cuidado con movimientos bruscos. Menos mal que solo entrenando me ha pasado, que al ir trotando volteo bruscamente de un lado al otro (hablo sobre girar la cabeza) y se siente un tirón en el cuello y se vuelve un dolor agudo. Y es que hasta el cuello hay que calentar antes de correr, haciendo giros hacia los lados y de arriba hacia abajo con la cabeza. No pasa nada si no los haces, pero si estimas que no tuviste una buena noche, andas mal dormido, que estas tenso de la espalda y hasta la nuca, vale más hacerlos y prevenir.

Foto: Alfonso Valdéz

─Creo que está de sobra decir que hay que ser cautelosos con los automovilistas, que por desgracia han habido lamentables accidentes. No, mejor dicho nunca está de más mencionar que nos cuidemos, que por lo menos no sea por nosotros que nos ocurra algo por descuido o exceso de confianza, sobre todo en nuestra ciudad donde todos tienen prisa y manejan bastante mal, donde los altos y semáforos muchas veces no son respetados. No esperemos respeto ni cortesía por parte de nadie al correr en calles, lo ideal es que se den esos valores por parte de los automovilistas, pero no nos confiemos nunca. 

─Los tropezones. Como ya me sucedió en el la carrera de 25 kms de Baja Trail, me confié y me di mis buenas raspaduras por no levantar bien un pie y topé con "algo", una piedra saliente o una raíz me sorprendió. Todavía tengo las cicatrices. También sé de un caso de un corredor que por pisar una botella de plástico se lastimó un pie y tardó mucho tiempo en recuperarse. Definitivamente no hay que perder de vista el suelo o la podemos pasar muy mal.

A continuación, les comparto esta secuencia de fotos, donde Wasihan, un corredor élite fue mordido por un perro callejero mientras corría un maratón en Bengaluru (ciudad de la India). 





─ ¿No te ha pasado  que estando en acción, en una carrera llevas a un lado a alguien tratando de alcanzarte o de rebasarte y que te da un rozón? Puede que seas tú quien da el golpe o que te lo de otro, pero ya me ha pasado que haya choque de codos; en este caso es descuido y no creo que por mala intención de nadie. 
Y, aguas, que no solo puedes chocar contra otro corredor, pues ya me tocó ver una vez a un señor que al tratar de dar una vuelta hacia la izquierda, él miró a quienes venían a su derecha y éste pegó contra un auto estacionado en plena esquina donde debía girar. Sí, fue a dar hasta el suelo el pobre hombre, lo bueno es que había un oficial de tránsito cerca y lo auxilió. Sentí bastante feo el presenciar aquello; pude imaginar el dolor, sobre todo por el estruendo al colisionar con el coche.

Si te ha ocurrido algo similar y quieres compartir, bienvenida tu aportación, y recuerden:

¡Siempre atentos, compañeros!







Archivo del blog