lunes, 18 de julio de 2011

Película: Children of Heaven

 Recuerdo haber visto esta película en 1998 en una sala de cine, y que me hizo recordar muchas cosas de la infancia; y algunas situaciones con las cuales me sentí indentificado por momentos, una historia tan bonita solo pasaría desapercibida por la mayoría de la gente que prefieren ver cine comercial como un Dr. Doolittle o Godzila que también estaban en cartelera.
 Pero la experiencia sería única, porque hay cine para taquilla, para solo pasar el momento y Niños del Cielo no solo resultó entretenida, se quedaba en tu mente y tu corazón por un buen tiempo, porque el cineasta Iraní que la realizó (Majid Majidi) sin duda puso en su proyecto todo su corazón y alma de niño.


 Se trata de la complicidad entre 2 hermanitos de clase muy humilde (Alí y Zahra), y de como juntos enfrentan sus pequeños pero grandes problemas cuando Alí extravía los zapatitos de su hermana, los cuales había llevado a arreglar ya que su padre desempleado no cuenta con dinero para comprarle unos nuevos. La solución desesperada que encuentran es que Zahra use los zapatos "deportivos" de el, muy a su pesar ya que le parecen feos, gastados y además muy grandes.
 Ambos deberán tener cuidado de que sus padres no se enteren que sus zapatitos rosas (de ella) están perdidos pues temen un buen castigo. 
 Alí estudia en la tarde y su hermanita de día así que ella debe salir de prisa de clases y encontrarlo en alguna calle para pasarle los zapatos a su hermano y que ahora el los use, y el deberá correr diariamente a toda prisa a su escuela y evitar llegar tarde o será expulsado de la misma si continúa con sus retardos.
 Tendrán que enfrentar algunos obstáculos y vivir algunas aventuras para poder salir bien librados.


Un día es anunciada una carrera de 5 kilómetros a nivel interescolar, solo para niños varones de quinto y sexto grado.  Alí se da cuenta un poco tarde, justo cuando se cerró la convocatoria  y ya están elegidos los 5 niños de su escuela; y buscará la manera de participar. Nada mas conmovedor el ver como lo hace; el promete a su profesor de educación física ganar la carrera; pero no quiere conseguirlo en realidad, no quiere el segundo lugar tampoco, quiere el tercer puesto porque parte del premio son unos zapatitos que el desea ganarlos y regalarselos a su hermanita para que ya no pase penurias con sus tenis vans que le quedan grandes.
 Pero logrará ganar esa competencia contra cientos de niños y obtener exactamente un tercer lugar?.




 Héctor opina:  Niños del Cielo no es exactamente una cinta de trama deportiva, pero en su desenlace resulta siendolo, cuando Alí pone todo su esfuerzo y corazón en su piernas y pensando en todo momento en porque y por quien lo hace.

 Una historia totalmente recomendable, conmovedora, con una narrativa brillante, con actuaciones infantiles tan naturales que no parecen actuadas y sobre todo bien contada. 

 Nominada al premio de la academia en 1998 como mejor película extranjera, y ganadora de múltiples premios a nivel mundial. 
 No importa si corres o no corres, la historia o guión es realmente bello y merece ser vista por todos. Es una historia de 10.

Archivo del blog